✝️ In memoriam Rubén Berrozpe: Premio Nacional Fin de Carrera 1998 en Ingeniería Industrial 🥇

Rubén Berrozpe Peralta
Rubén Berrozpe Peralta

En la vida hay personas que dejan huella. Son ésas que no hacen ruido y pasan en silencio. Pero sus palabras tienen el súper poder de permanecer en la memoria y en el tiempo. Con los años el brillo de su sabiduría aumenta revelando verdades universales. Unas enseñanzas que no pudimos entender en su momento o pasaron desapercibidas. Generalmente gente buena, sabia y tranquila. Así definiría a mi amigo Rubén Berrozpe Peralta. Un compañero con el que tuve el honor de estudiar y que fue premio nacional final de carrera en Ingeniería Industrial.

Nuestra amistad

Éramos de la quinta del 74 y estudiábamos en los Jesuítas de Pamplona. Íbamos a clases distintas pero coincidimos por primera vez en 1985 en el equipo de mini basket del colegio. Él era un alumno brillante, el mejor de nuestra generación. No era el típico sabelotodo engreído. Al revés, era simpático, buena persona, gracioso y solidario. Le llamábamos cariñosamente dieces. Siempre tenía una sonrisa en la cara y esta de buen humor. Íbamos juntos a casa y hablábamos de ciencia por el camino. Compartíamos afición por los videojuegos. Aún recuerdo el día que me invitó a su casa para probar el Defender of the Crown.

En BUP y COU coincidimos en la misma clase hasta que en 1992 nos separamos para estudiar cada uno por su camino. En Pamplona fue famoso por ganar en 1998 el premio al mejor ingeniero industrial de España.

Nos vimos por última vez en la UPNA. Yo recordaba con añoranza los viejos tiempos de la infancia mientras él – con una actitud más madura – me animaba a mirar hacia el futuro. No volví a saber más de él hasta que hace unos días me comunicaron su fallecimiento por una repentina y grave enfermedad. Él había hecho su vida en tierras valencianas, se había casado y tenía un hijo. Yo estaba trabajando lejos de Pamplona en un pueblo del Pirineo. Me entristecí mucho y comencé a buscar referencias de Rubén por la red. Éste post recoge lo que he encontrado.

Un escritor nobel amante de la palabra

Lo primero me encontré fue un comentario suyo en un blog sobre literatura. Me pareció raro pues él era de ciencias pero al parecer dirigió su vida hacia las letras. Su mente privilegiada hacía posible cualquier cosa que se propusiera. A continuación transcribo el artículo del blog y el comentario de Rubén:

Las editoriales: ¿una apuesta por los que empiezan?

Los jóvenes en España, después del esfuerzo que supone terminar una novela, un libro de relatos o de poesía, tienen ante sí un desafío mayor todavía, el de publicar. Y es un desafío porque las editoriales poderosas, en la mayoría de los casos, no cuentan con ellos. El camino más accesible hacia la publicación para un escritor novel es el de acudir a las pequeñas editoriales. Las grandes, que no quieren correr riesgos con autores desconocidos, pueden rechazarla si es que llegan a leerla entre la gran cantidad de manuscritos que reciben (entre 20 y 30 mensuales).Algunas editoriales pequeñas, sin embargo, están más dispuestas a arriesgarse. Caballo de Troya y Dilema, entre otras, trabajan para dar a conocer a los autores que empiezan, o que todavía no han obtenido un reconocimiento comercial que pueda avalarles. BAJA CALIDADLas dos editoriales citadas explican, sin embargo, que su principal línea de acción no es publicar a los jóvenes escritores, sino a los nuevos escritores. SegúnFrancisco Hernanz, que está al frente de Dilema en solitario, “en los hábitos editoriales prima la obra, no el nombre nila edad. Si la obra es buena, da igual la edad que tengas”. Constantino Bértolo, director editorial de Caballo de Troya coincide con él: “Mi labor no consiste en descubrir jóvenes talentos sino en publicar nuevos escritores, porque aún cuando lo de nuevo suele coincidir con lo de joven, no siempre es así”. Si matizan la respuesta es quizá porque la mayoría de los manuscritos que envían los jóvenes autores no llega al nivel esperado por los editores. “Las editoriales están deseando encontrar a un joven autor, pero el 99 por ciento de los manuscritos que recibo no se editan, es que son muy flojos, muy flojos” reitera Hernanz, con cierta desolación. “Cuando alguien que no conoce el mundo del libro escribe y termina una novela, o un libro de poesía, está convencido de que Planeta puede editarlo. Y como no lo hace, manda el manuscrito a otra, y a otra, y a otra. Y todasla rechazan. Es que no es tan fácil escribir una novela publicable”, asegura el editor. Bértolo abunda en esta cuestión: “En general opino que el nivel de la cantera no es muy bueno. La mayoría de los originales que llegan tratan de vender; parecen tener más ganas de ser escritores que de escribir”. Y termina con un consejo directo: “Antes de decidir ser escritores, los jóvenes deberían considerar si tienen algo que contar”.Según ambos editores, la causa de esta falta de calidad es que los jóvenes escritores no le dan la suficiente importancia al aprendizaje del oficio. Herranz habla de “dedicarle mucho tiempo a pelearse con el lenguaje, con una palabra, con un párrafo. Flaubert llegó a escribir cuatro veces el mismo capítulo de una novela. Y era Flaubert”. Aunque se muestra comprensivo: “Es normal. Nadie nace sabiendo, y nadie acierta a la primera” y, citando a Robert Graves, afirma que “una papelera es el mueble más importante en la habitación de un escritor”. Así, el editor destaca la importancia de una autocrítica feroz y de la reescritura, como proceso necesario para convertirse en un buen escritor.Bértolo intenta acabar con el mito de que el talento puede suplir la falta de técnica: “El término talento es muy confuso, remite a una semántica romántica que entiende la figura del escritor como un genio sagrado investido de dones supranaturales”Los editores también se muestran alarmados por la ausencia de un relevo generacional sólido, de un proyecto creativo común que sí puso de acuerdo a otros grupos de escritores. Hernanz atribuye casi tanta importancia a la formación a través de escuelas como a la tertulia, a la investigación: “Al maestro le escuchas, pero con el colega se comparten afinidades estéticas, se investiga, y así es como de verdad se aprende”.

Autor, Manuel Monar. Publicado en la revista Eccus el 24/04/2007

El Comentario de Rubén

Mucha verdad en tus palabras, S.L.J. salvo en la comparación de la literatura con el fútbol que, la verdad sea dicha, me aterra. Es broma. No pretendo dar lecciones de un tema que desconozco por completo, pero coincido contigo en que el objetivo no debería ser publicar sino escribir cada vez mejor. Se publican cosas horribles. Y muchos autores excelentes no salen del caparazón por falta de confianza o por motivos diversos. Hay varias posibilidades para ejercitarse, creo yo. La más habitual es escribir para ti mismo y en todo caso enseñarlo a familiares y amigos. Un mal asunto, que no suele funcionar si lo que se desea es crecer como escritor y darse a conocer. También puedes poner en marcha un blog y utilizarlo como tu propio taller de escritura. Es lo que hago yo, y el objetivo fundamental es obligarme a escribir a diario, pero también tiene el efecto colateral de que la gente te puede leer, si quiere. Y finalmente, el mejor método: acudir a talleres de escritura, aprender cuanto sea posible, conocer a otros, analizar sus obras, dejar que descuarticen la tuya. Hacer amigos y compañeros. Empezar a llenar de nombres la agenda. Escribir es un oficio solitario, pero hay maneras de salir el caparazón más allá de enviar cada varios meses un manuscrito a un concurso de relatos. Mis dos centimillos.Rb

Rubén Berrozpe el 07/06/2007 a las 23:22

Sus cuentos iniciándose en la escritura

Cuento I: La mujer sin sombrA

Entre los jirones de niebla que abrazaban al dorado palacio, creyó ver la sombra que tanto anhelaba.Vaciló, pero al fin decidió beber aquel líquido amargo.Sintió frío y mareos. Finalmente, perdió la consciencia.Despertó: se encontraba en el bosque, desnuda. Era casi de día.Alzó la vista, buscando su antiguo palacio. No estaba. Pero justo entonces, el sol se asomó entre las ramas… y su sombra empezó a dibujarse.

Rubén Berrozpe, Apr 27, 2004

Cuento II: El descubrimiento

Llegó hasta la loma corriendo.No eran chimeneas; era el humo de casas ardiendo por todo su pueblo. Hombres desarmados yacían bajo los umbrales. Los perros lloraban, inmóviles, observando a sus amos.Enterró los restos de su madre allí cerca, en el huerto. Rezó una plegaria, pero no obtuvo respuesta.Cuando llegó la noche, el soldado tiró sus medallas al fuego, y cogiéndose la cabeza, explotó en un llanto desesperado.

Rubén Berrozpe, 28 Abril 2004

La leyenda de Linh Hà May 8, 2004

Expulsados por sus familias, huyeron hasta una cabaña, y allí vivieron su dicha juntos, durante años.Luego vino la guerra a separarlos.Un día de lluvia, ella vio una mancha de sangre bajar por el río. Comprendió que aquél era su amado y decidió unirse a él, deslizándose corriente abajo.Cuando él regresó, creyéndola muerta, perdió la cabeza; las aguas se llevaron su cadáver. Dicen que aún hoy buscan reencontrarse.

Talento con los acertijos

En otra referencia de Rubén en Google, pude encontrar un acertijo hecho por él en un blog de traductores, el oficio que eligió por amor a las palabras. Se especializó en traducciones de textos sobre ingeniería. De ellos obtenía un sueldo con el que mantener a su familia pero era clara su predilección por la literatura. A continuación transcribo su acertijo y finalmente su solución:

El acertijo creado por Rubén

Tres miembros de las fuerzas de seguridad del Estado español (un guardia civil, un policía nacional y un policía foral de Navarra) se hallan vigilando un local en el que sospechan se lleva a cabo una operación de tráfico de estupefacientes. Tras una orden dictada por el juez Garzón, deciden infiltrarse en el grupo, y para ello observan el comportamiento de los presuntos delincuentes que se acercan al local. En secreto, los tres desean actuar de un modo más inteligente que sus compañeros, debido a la clásica rivalidad que impera entre los distintos cuerpos de defensa del orden público en España.

Mientras se hallan pensando en un modo para entrar, llega un hombre al local. Llama a la puerta y una voz desde el interior pregunta: “¿18?”. Él responde: “9”. La puerta se abre y el hombre entra.“Debe ser la contraseña para entrar”, afirma ufano el guardia civil.“Sí, pero ¿Cómo sabremos qué código utilizan para responder?”, se pregunta el policía nacional.“Esperemos”, susurra el policía foral, “Allí llega otro”.El segundo sicario llama a la puerta. La voz desde el interior pregunta: “¿14?”. Él responde: “7”.La puerta se abre de nuevo.Una luz se ilumina en la cabecita de los tres policías. La llegada del tercer malhechor reafirma sus sospechas.- “¿8?”- “4”El guardia civil resopla. “En fin, pues está bastante claro, ¿no? Se trata simplemente de responder con la mitad del número que te dicen desde dentro…”. Los otros asienten, y pronto el guardia civil y el policía nacional se enzarzan en una discusión sobre quién tendrá el honor de ser el primer infiltrado, mientras el policía foral navarro, pensativo, guarda silencio.

Tras lanzar una moneda al aire, gana el guardia civil. Se incorpora, sale del coche, adopta una pose sospechosa y llega hasta la puerta.Toc toc toc…Una voz sale de dentro:- “¿0?”El guardia civil se detiene, extrañado. Pero pronto recupera la compostura y realiza la operación matemática:- “0”, responde.Una brutal ráfaga de disparos de kalashikov emerge del interior del local. El guardia civil cae acribillado al suelo, y muere en un instante.El policía nacional y el foral observan horrorizados el terrible desenlace. Sospechan que el cero era una trampa, y tardan en hacer acopio de fuerzas para enviar a un segundo infiltrado. Esta vez, la moneda decide quién se queda en el coche. Pierde el policía nacional, que ha de salir y se acerca temblando a la puerta.Toc toc toc…- “¿6?”- “3”Nueva ráfaga de disparos. El policía nacional cae junto a su compañero, y expira en unos segundos.Desde el coche, el policía foral contempla la escena. La muerte de sus compañeros le hace comprender por fin el error de su razonamiento, que ya sospechaba desde un principio. Decidido a impedir que su misión fracase, sale del coche y se acerca a la puerta…Toc toc toc…La voz inquiere, amenazadora.- “¿16?”El policía navarro sonríe para sí y responde con voz firme.…Tras un instante de tensión, la puerta se abre.

PREGUNTA:¿QUÉ HA RESPONDIDO EL POLICÍA FORAL?¿CUÁL ES SU RAZONAMIENTO? ¿POR QUÉ ÉL HA TENIDO ÉXITO Y SUS COMPAÑEROS HAN FRACASADO?NO VALE DECIR QUE LOS NAVARROS SON MUY LISTOS, ESO SE Sobreentiende 🙂

Solución al segundo acertijo

Aparte de su sencillez, no podrá negarse que este acertijo estaba pensado para animar a los amantes de las «letras» y para hacer lo opuesto con los matemáticos empedernidos…Y es que efectivamente, realizando las más complejas operaciones matemáticas sobre los números no llegamos a ninguna parte. Mientras que, gracias a una sencilla ojeada a las palabras, podemos resolver el acertijo en cuestión de segundos.Os paso la respuesta de Andrea, que con gran sencillez, resulta enormemente clarificadora:»El policía foral respondíó «9» que corresponde ala cantidad de letras que tiene el número «dieciseis».Los otros fracasaron porque pensaron que debíancontestar con la mitad del número, cuando deberíanhaber respondido:cero: cuatro (letras)seis: cuatro (letras)»Saludos a todos.Cedo al fin la palabra al insigne promotor de la idea y padrino del ingenio…. Mr. E. C.

Rubén Berrozpe el 21 de Octubre de 2003

Su fallecimiento

Tras fallecer fueron muchas las muestras de condolencia. Era un hombre muy querido. Ante todo mis condolencias a su familia y amigos. Veamos algunos apuntes de lo que fueron sus últimos años. Paradójicamente uno de sus últimos artículos en la web fue el pésame conmovedor que le escribió a una amiga – Maya – por un duelo que tuvo ésta:

Su forma de entender el dolor y la palabra

Un abrazo fortísimo Maya. Es cierto que nosotros que trabajamos con las palabras no somos capaces de emplearlas en estos momentos en que las palabras no alcanzan a dar forma a un sentimiento o una realidad. Y efectivamente, este tipo de tristeza que te ha sacudido tan repentinamente no cabe en las palabras, en ningún idioma. Para eso queda el silencio, el coraje y el estremecimiento de los que hoy hemos compartido contigo una pequeñísima parte de tu dolor. Gracias por haber acudido a nosotros y por habernos confiado tu sentir más profundo, Maya. En este mundo que a veces parece tan insoportablemente leve, necesitamos apoyarnos unos a los otros en la gravedad de lo que realmente importa, que es el amor y el dolor. Nada más. Rb

Rubén Berrozpe, Nov 1, 2003, http://tur.proz.com/forum/spanish/15455-la_tristeza.html

Consciente de su enfermedad

Hola a todos, Me veo obligado a abrir un paréntesis en esta bitácora de relatos debido a causas que están fuera de mi control. Pasaré unos meses sin poder atender la buhardilla, y entonces -espero- volveré a abrir la puerta y correré las cortinas para que entre la luz.Os pido disculpas, y os remito a reencontrarnos aquí muy pronto.Rb

Rubén Berrozpe antes de iniciar su última lucha contra la enfermedad

Después de su fallecimiento

A continuación unos mensajes de condolencia y enlaces con las muestras de cariño de los que le conocían. Su legado fue declarado de interés público:

Hermosas condolencias

Mi queridísimo Rubén… fantástico escritor, persona increíble.Dios lleve paz a tu familia.

Inés García

Hemos perdido un amigo, un compañero, un genio.Mi más sentido pésame a Bárbara y al resto de la familia.

Patricia Posadas

Ante esta tremenda injusticia, sólo puedo enviar desde aquí un fortísimo abrazo a Bárbara y a su niño.Que su vitalidad, su buen hacer y su fuerza os acompañen siempre.

Inés

Recuerdo y gradezco los halagos que me dedicaste en el concurso de haikus que hubo en Proz hace más de un año. Luego, hace muy poco, descubrí tu afición por la literatura, cuando ya habías avisado de que abandonabas el blog en el que habías incluido numerosas y notables muestras de tu valía literaria.Va por ti este haiku:En la buhardilla,cerrada para siempre,brilla la luz.Un fuerte abrazo para sus familiares.

Fernando

Conocí a Rubén en un Powwow de ProZ celebrado en Sitges hace 4 años. Nos caímos bien desde el primer momento. Me dejó huella su carácter afable, su gran lucidez y sus evidentes dotes y potencial en lo profesional. Aparte de ser soñador e idealista, era eminentemente pragmático y accesible.Amigo Rubén, te echaré de menos.

Martín Perazzo

Recuerdo cómo nos leíamos en los certámenes de este foro. Qué brillantes tus aportes. Cómo transmitías tu esencia…Y yo pensaba, «qué buen pibe este Rubén», que corazón limpio.Algo te ha llevado, pero al menos nos quedan tus aportes.Pego uno de ellos más abajo.Un abrazo a Bárbara y a toda su familia.Ha sido una triste noticia.

Claudia

hoy ya lo dejaron un su monte favorito de Pamplona

Jl

Conocí a Rubén en un forum francés privado (no del todo dedicado a la traducción) donde nos había encantado a todos por su inmensa cultura general, su sentido del humor y su gentileza.Le echáremos mucho de menos.Pensamos también a su mujer y a su bebe recién nacido.

Thierry

Un gran tipo… un brillante palabrista… un hombre joven, demasiado joven aún para irse…No tengo palabras.Abrazo a Bárbara y Ohian.

Gabriela

Enlaces por su fallecimiento

Referencias

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.