📖 5 Lenguajes del Amor por Gary Chapman 👅

wp 1580132145838

Puntuación: 4 de 5.

La psicología laica de Walter Riso me dejó un sabor agridulce: relaciones de pareja basadas en la negociación de límites, dibujaban un amor descafeinado. Walter Riso es un gran psicólogo pero parecía que su concepto del amor quedaba reducido a un mero intercambio de intereses. Por eso llegué a este libro, me preguntaba si habría una psicología que fuese más allá de límites e intereses. Una psicología con valores, que volviera a reivindicar el esfuerzo y la actitud de servicio – el amor verdadero – ése tan maravillosamente descrito en 1 Corintios 13.

Resumen por capítulos (reseña de Goodreads)

Capítulos 1-3, desenmascarando el enamoramiento: Gary Chapman comienza el libro con un concepto básico en la psicología de pareja, diferenciando enamoramiento de amor verdadero. Casi todos los psicólogos coinciden en este punto: la euforia del enamoramiento no garantiza un matrimonio feliz. Tras la boda viene lo difícil: el mantenimiento de ese amor. Y no puedo creer que baste con establecer unos límites, mi experiencia me dice que hay que alimentarlo diariamente con actitud de servicio.

Capítulos 4-8, los 5 lenguajes del amor: cada psicólogo tiene su método de trabajo. Así como Walter Riso establecía un sistema de límites interpersonales, Gary Chapman propone la existencia de 5 lenguajes en los que se basa toda relación afectiva: palabras de afirmación, tiempo de calidad, contacto físico, actos de servicio y regalos. Cada persona expresa su amor con uno de estos 5 lenguajes nativos. Los problemas en las relaciones afectivas se producen porque no entendemos el idioma afectivo de nuestra pareja. Si no hablamos su idioma, su «tanque de amor» se vacía.

Capítulos 9-14, llenando el tanque del amor: El autor da pautas para descubrir nuestro lenguaje y el de nuestra pareja. Para ello hay que conectar con nuestros sentimientos. Esto nos ayudará a tomar mejores decisiones. El amor verdadero es fruto de la voluntad, es decisión. Gary narra muchos ejemplos reales. Una de las técnicas consiste en hacer listas y compartirlas con la pareja: actividades deseables, tareas, cualidades, defectos, regalos, metas, etc. El secreto es evitar bloqueos y hablar el lenguaje de tu pareja. Si es propensa al tiempo de calidad, habrá que prestarle atención. Si es de acción, tendremos que ser más serviciales, etc.

El capítulo 12 es un caso real de reconciliación afectiva extrema. Ann y Glenn demuestran que una relación rota puede recuperarse mediante sacrificios – «actos de amor». Las segundas oportunidades son posibles si se demuestran con hechos. A lo largo del libro, el autor hace referencias al Nuevo Testamento. En este caso el autor anima a amar hasta al enemigo (Mt 5, 38-48) El tono de voz y las formas importan. Hay que convertir órdenes en peticiones, el amor no se impone: nuestra comunicación debería revestirse de opciones que el otro pueda aceptar libremente.

Necesitaba encontrar una psicología esperanzadora, que uniese lo afectivo con la fe. Que hablase del poder sanador del sufrimiento redentor. Tal como hace Scott Hanh en el capítulo 14 de la Cuarta Copa. O como lo dice Cristo cuando habla de la mirada interior (Mt 6,22): expresar actos de amor para beneficio de otros. No son pensamientos abstractos, influyen en el comportamiento y la vida diaria con tu pareja.

Es también mi primer audiolibro. He podido descargarlo de YouTube de manera gratuita con la aplicación Android Snaptube. Lo he escuchado en un tablet Android con la app Smart Audiobook Player: gratuita y con la posibilidad de agregar bookmarks y notas. ¡Las 168 páginas escuchadas en un día! Lo cual agiliza el proceso de lectura de forma radical. Ahora estoy mirando otras plataformas como Storytel, aunque de momento hay poca oferta de libros.

A dónde conduce esta lectura. Venía de leer Los Límites del Amor de Walter Riso y ahora voy hacia C.S. Lewis y su ensayo Los Cuatro Amores. Con Gary Chapman he unido psicología y fe, aprendiendo terapias para el día a día. Ahora con Lewis toca un análisis quizás más abstracto y profundo de lo que es el amor verdadero.

Conclusión: si no cuidamos nuestras relaciones, el caos afectivo llega por su propio pie. Una psicología que iguale por abajo el valor del sacrificio y esfuerzo puede resultar letal para la relación. Al revés, en mi opinión, es necesaria motivación para elevar el espíritu, llegar a tu mejor versión, entregarse a los demás. He podido encontrar en Gary Chapman este tipo de psicología positiva y su mensaje es esperanzador: el amor puede renacer pese a nuestros errores, pecados, temores, fragilidad o incluso la no reciprocidad!


A continuación desarrollamos los capítulos del libro.

Índice del libro

  • 1. ¿Qué le pasa al amor después de la boda?
  • 2. Mantenga lleno el tanque del amor
  • 3. El enamoramiento
  • 4. Primer lenguaje del amor: Palabras de afirmación
  • 5. Segundo lenguaje del amor: Tiempo de calidad
  • 6. Tercer lenguaje del amor: Regalos
  • 7. Cuarto lenguaje del amor: Actos de servicio
  • 8. Quinto lenguaje del amor: Toque físico
  • 9. Descubre tu lenguaje primario del amor
  • 10. El amor es una decisión
  • 11. El amor es determinante, es lo que importa
  • 12. Ama lo que no merece amor
  • 13. Los niños y los lenguajes de amor.
  • 14. Un comentario personal
    • Preguntas frecuentes
    • Los cinco lenguajes del amor-Perfil para los esposos
    • Los cinco lenguajes del amor-Perfil para las esposas
    • Notas

Capítulo 1: ¿Qué le pasa al amor después de la boda?

En opinión del autor, hay fracasos afectivos porque cada miembro de la pareja tiene su propio lenguaje amoroso. Es similar a los idiomas: cada persona tiene un idioma nativo. Ser sincero no es suficiente. Hay que aprender el lenguaje amoroso principal del cónyuge. Rara vez los cónyuges tienen el mismo lenguaje amoroso principal. Debemos aprender el lenguaje de nuestra pareja.

Capítulo 2: mantenga lleno el tanque del amor

Usamos erróneamente la palabra amor para explicar la conducta. Usamos la palabra amor cuando realmente es: adulterio (pecado), alcoholismo (codependencia) o paternalismo (irresponsabilidad) Hay que cubrir necesidades de amor (afecto durante la infancia) para ser persona equilibrada. Dentro de cada niño hay un tanque de amor que hay que llenar. Matrimonio es tanque para llenar de intimidad y amor. Si no hablamos lenguaje nativo de amor de nuestros hijos, no se llena su tanque y no alcanzan equilibrio. Esposas necesitan amor antes que sexo.

Capítulo 3: el enamoramiento

Caso Janice y David: la obsesión romántica

Se prometen matrimonio a las 3 semanas porque hay una mera reciprocidad y están obsesionados el uno con el otro, pasar el tiempo juntos, cautivados uno por otro, es decir están sólo enamorados. No pueden ver las imperfecciones del otro, los demás sí (ella estuvo 5 meses en psiquiatra antes pero me da igual, ojo!) Obsesión romántica dura 2 años. Implica que se pierde interés por el resto de cosas que no sean nuestra amada. Estudiante enamorado baja calificaciones, está empanado. Una vez que se va el enamoramiento, la relación puede convertirse en un campo de batalla.

Enamoramiento es sincero pero no realista porque somos egocéntricos por naturaleza

Los enamorados pensamos que somos totalmente generosos porque haríamos todo por nuestra amada. Creemos que hemos perdido egoísmo y que ella hará lo mismo por nosotros, nunca nos lastimará y habrá reciprocidad. Pero este pensamiento es poco realista. Después de 2 años nuestros deseos particulares afloran, salen las diferencias, y mandan sobre la euforia del enamoramiento.
El enamoramiento no se centra en el crecimiento del otro. Enamoramiento no es amor porque no es un acto de voluntad, no implica esfuerzo (ni siquiera viajes, flores, horas teléfono) y no se está interesado en el crecimiento personal del otro (sólo sientes que has llegado a un punto perfecto) Enamoramiento es un sentimiento instintivo del impulso sexual.

Amor verdadero es emocional pero no obsesivo y empieza con una actitud

Enamoramiento es fuerza instintiva. El amor verdadero junta razón y emoción. Implica: voluntad, esfuerzo, disciplina y crecimiento personal. En definitiva: deberíamos ser bondadosos y generosos tras el enamoramiento. Encontraremos satisfacción y no euforia ni obsesión. El amor racional volitivo debería llegar tras el enamoramiento, tras regresar al mundo real.
El amor verdadero empieza con una actitud: «estoy casado contigo y decido cuidar de tus intereses». Objetivo: llenar el tanque emocional del otro para colmar sus intereses.

Capítulo 4: Primer lenguaje del amor: Palabras de afirmación

Dialecto 1: Palabras estimulantes

El propósito del amor no es lograr algo que yo quiero sino hacer algo por el bienestar de la persona que amamos. Al recibir palabras estimulantes nos sentimos motivados para retribuir. Es estimular al otro para que haga algo: «si tienes tiempo el fin de semana, habría que arreglar la caldera». No como una orden sino como una petición.

Dialecto 2: Palabras de ánimo

Es inspirar valor y coraje. Estas palabras despiertan potenciales del otro aletargados, en espera. Decirle sólo en temas que el otro tenga deseo. Ver mundo desde perspectiva del cónyuge: «Si te decides publicar el libro o perder peso, si es lo que deseas, será un éxito y te apoyaré». Saber qué es bueno para el cónyuge. Creémos en ella.

Dialecto 3: Palabras amables

Cuidar tono de voz: no burlón. El tono de voz cambia el sentido de la frase. La misma frase con tonos distintos dan diferente interpretación: «me siento dolido porque no fregaste los platos anoche» si se dice dulcemente significa bondad y espíritu constructivo. La suave respuesta quita la ira e impulsividad.

Proceso de entendimiento: ver antes las cosas con los ojos de ella. Si motivación diferente, explicar la mía con bondad. Si me he portado mal: reconocer error y pedir perdón.

Amor maduro: buscar entendimiento y reconciliación. El perdón es la forma del amor. El amor no revive errores del pasado con amargura, resentimiento ni condena. Amor verdadero implica conocer los deseos de cada uno, lo que el otro quiere. El perdón es un sometimiento al otro para sanar heridas: «Espero que podamos aprender de esta experiencia».

Dialecto 4: Palabras humildes

El amor hace peticiones no órdenes. Dar una guía de cómo amarme, no un ultimátum o tirano. Una petición ofrece al otro un elemento de decisión, ella puede con su voluntad aceptarla o no. Ofrecemos posibilidad de amar: «me encanta tu tarta de manzana, si puedes hacer una este finde te lo agradecería».

Dialecto 5: Varios dialectos

Todos los dialectos tienen en común que son palabras que afirman al cónyuge. Hacer que el otro se sienta apreciado. Decir cosas positivas al otro. También hay que hablar indirectamente de ella a su madre o terceros, honrarla públicamente y celebrar con ella lo positivo. Mostrar aprecio verbal por las cosas que a uno le gusta de la otra persona. El lenguaje de amor de una persona no es el de la otra.
Caso Bill y Betty: él necesita palabras de afirmación (es muy trabajador) pero ella no, ella anhelo emocional, tiempo y atención de él (tiempo de calidad) El lenguaje de ella es tiempo de calidad.

Capítulo 5. Segundo lenguaje del amor: Tiempo de calidad

Atención completa para el otro. Enamorados se miran, casados miran a otros. Equivocación de Chapman al aconsejar a Bill y Betty palabras de afirmación. Ella se queja de Bill ocupado y no hace cosas con ella. Tanque vacío de Betty, no se siente segura del amor de Bill. Betty no odia el trabajo de Bill sino que pase poco tiempo con ella. Solución: lista de cosas que Betty desea hacer con Bill.

Estar unidos – atención y concentración – clave del tiempo de calidad

Un aspecto del tiempo de calidad es la unión: no tiene que ver con la distancia o proximidad sino con la atención – concentración – completa entre los dos. Haced lista de cosas que apreciamos del otro. Haced algo juntos y prestad atención al otro. Es hacer una actividad juntos aunque la actividad no importe mucho.

Dialecto: conversación de calidad

Lenguaje comprensivo en contexto amistoso o distendido. Diferencia de este lenguaje con las palabras de afirmación. Las de afirmación se concentran en lo que estamos diciendo. La de calidad se concentra en lo que estamos oyendo: escucharé y haré preguntas para entender sus pensamientos, sentimientos y deseos.

Las relaciones no son para resolver problemas, basta con escuchar y acompañar al otro. Caso Patrick: ella repite una y otra vez problema. El replica con mismo consejo y se raya. Ella no quiere consejo, simplemente quiere ser sentirse entendida, escuchada, apoyada en su estrés, que yo la amaba y estaba con ella. Patrick sólo habla con soluciones.

Matrimonio es escuchar y apoyar. Sólo hay que dar consejos cuando se nos pide. Sobre todo si el lenguaje de ella es tiempo de calidad. Si lenguaje de ella es tiempo de calidad y su dialecto es conversación de calidad (tiempo de calidad), es ¡muy importante compartir con ella mis pensamientos y sentimientos y los de ella! Su tanque de amor sólo se llenará así.

Autorevelación de pensamientos, sentimientos y deseos

Aprender lenguaje de calidad implica, identificar emociones que siento cuando estoy lejos de casa. Hemos aprendido a negar nuestros sentimientos: niño culpable al pedir juguete, ira reprochada por los mayores cuando algo me salía mal, desilusión reprimida al querer ir a pescar con los mayores.

Tenemos que conectar con nuestros sentimientos. Lista de acontecimientos y sentimientos que nos suceden durante el día para desarrollar nuestra conciencia y decírselo a ella. Emociones no son buenas ni malas. Son respuestas a acontecimientos para tomar mejores decisiones. La autorevelación nos hará sentirnos mejor, domar mi voluntad y tomar mejores decisiones.

2 tipos de personalidad al hablar

  • Mar muerto: recibe pero no dan. No hablan. Contentos de no hablar.
  • Arroyo: lo hablan todo y llaman a gente por teléfono. No tienen depósito de almacenaje. Escuchan bien.

Una pareja distinta puede estar bien al principio pero no al final.

Terapia: establecer tiempo comunicación diario para hablar de cómo ha ido el día, 3 cosas y cómo nos hemos sentido. Establecer tiempo mínimo diario.

Dialecto: actividades de calidad

Experimentar algo, actividades juntos, no por la actividad en sí, sino por ver que nos apoyamos, escuchamos, él cuidada de mí de forma positiva al hacer algo juntos, hacerla sentirse amada. Finalidad es expresar amor estando juntos. Se crea un Banco de Recuerdos del cual tomar en los próximos años. Al menos uno debe querer hacer la actividad y otro ceder.

6. Tercer lenguaje del amor número 3: Recibir regalos

Dar regalos es expresión de amor que trasciende culturas. No importa el regalo en sí, sino que el otra sepa que estás pensando en ella. Regalo es símbolo visual del amor, del pensamiento en otro. Ver si recibir regalos es su lenguaje, hay personas que no les gusta. Arrancar flores gusta, no necesitan ser caros. Hacer lista de regalos que ha recibido ella, pida ayuda a sus familiares. Si es ahorrador quizás le cueste regalar.

Sacrificarse con el regalo de nuestra presencia e ir con ella porque en momentos importantes enviar unas flores no bastan. Si ella despreciada, regalarle cosas y hacer actividades juntos. Ser dador de regalos para llenar su tanque. Caso Jimmy y Janice: ella de regalos y él de actos de servicio, se complementan bien.

7. Cuarto lenguaje del amor: Actos de servicio

Se busca agradar al otro y/o que nos agraden con servicios. Si se hace en plan positivo está bien. Actitud de servicio nueva con el cristianismo de Jesús. Las peticiones dan dirección al amor pero las demandas (órdenes) lo obstaculizan. Un Espíritu exigente fuerza el amor, pero el amor debe darse libremente sin ser forzado con órdenes o exigencias.

Necesitamos que otros hagan cosas para sentirnos amados: actos de amor. Hacer lista de peticiones o tareas que el otro debe hacer para tú sentirte amado.
Hay que acertar con los dialectos de servicio de cada uno: no vale hacer las tareas que yo desee, sino las que ella quiera que yo haga y viceversa.

Lo que se hace antes del matrimonio no es lo que se hace después. La gente puede cambiar de conducta porque antes de casarnos estamos influenciados por la obsesión del enamoramiento.

El amor no puede ser coaccionada: sólo valen peticiones de forma voluntaria.
Las críticas de ella son fuente de conocimiento. Conocer las aclaraciones de esas críticas para mejorar el matrimonio.

No ser monigotes de chantajes emocionales y vencer estereotipos

No aceptar chantajes. Las imágenes mentales pueden cambiar: el hombre puede pasar el aspirador para satisfacer a su cónyuge. Aunque no sepamos hacer la tarea, la cuestión es que ella vea que nos esforzamos por ella.

8. Quinto lenguaje del amor: Toque físico

Vehículo para demostrar amor. Hay personas cuyo lenguaje de amar es el sexo a pesar de que ella cocine de maravilla. Puede comunicar odio o amor. Lo que nos gusta a nosotros puede no gustar a nuestra pareja. Desde masaje a caricias leves. Hay familias no dadas a las caricias. Buscar nuevas formas y lugares para el toque físico puede ser un hermoso reto.
Hay que comprobar las reacciones de ella y respetarlas. Hay toques apropiados e inapropiados.
Cuando llora hay que abrazarla si el toque es su lenguaje. En crisis hay que abrazarse: enfermedades, muertes, etc.
Muy típico, caso Patsy y Pitt: él necesita contacto físico y ella tiempo de calidad. Nadie toma la iniciativa y la relación queda parada. Ella tomó iniciativa de dejarse tocar y la relación se recompone.

9. Descubre tu lenguaje primario del amor

Saber primero el mío y luego el de ella. Problemas sexuales no son por técnicas sino por problemas emocionales. El otro debe hablar de nuestro lenguaje de amor antes que el sexo. Por ejemplo, ella puede preferir primero palabras de afirmación y luego puede tener sexo.

¿Cómo descubrir mi lenguaje de amor? Hay que elegir el que más me gusta y después los otros cuatro por orden. Además hay tres formas complementarias de conocer mi lenguaje de amor:

  • ¿Qué cosas que hace o deja de hacer mi cónyuge me duelen más? Lo opuesto de lo que duele más es mi lenguaje de amor
  • ¿Qué es lo que más le he pedido a ella? Será lo que haga sentirme más amado.
  • ¿De qué manera expreso a ella mi amor? Mi método será probablemente lo que yo también quiera.

Si tengo dos o más lenguajes que sean principales, mejor.

Técnicas:

  • Hacer esquema de cómo debería ser mi cónyuge perfecto.
  • Al acostarse puntuar cómo está el nivel del tanque de amor de cada uno. Y preguntar al otro qué puedo hacer para llenar su tanque de amor.

Ojo: ella puede pedirte que hagas la colada (ella es de servicios) Cada uno tiene su lenguaje y pedirá según lo que le guste.

10. El amor es una decisión

Cometemos errores por malas decisiones. El amor no borra el pasado pero crea el futuro. Hay que crear expresiones activas de amor en el idioma de ella, así creamos un ambiente emocional que permite tratar con los conflictos del pasado.

  • El enamoramiento llena rápidamente tanque, hay euforia por ello, pero no es voluntario por manda el instinto.
  • El amor verdadero exige llenar el tanque voluntariamente cada día con sacrificio y sólo así ella se sentirá segura de mi amor.

Si no hablamos su idioma su tanque se vaciará y querrá conocer a otra persona para llenarlo.

Afortunadamente, existe un desequilibrio del enamoramiento: nunca nos enamoramos los dos el mismo día, ni dejamos de querernos el mismo día.

El lenguaje del otro puede resultar no natural para mí: cuando una acción no es natural para mí, si la hago es una expresión de amor. Exige sacrificio, es voluntario para su beneficio.

11. El amor es determinante, es lo que importa

El amor no es sólo una necesidad emocional, también es una necesidad de: seguridad, valor personal y significado:

  • Seguridad: confío en ella y me siento seguro.
  • Valor personal: si me ama es que soy digno de amor y aumenta mi autoestima. Me siento importante.
  • Significado: la vida tiene sentido porque ella se esfuerza por mí.

Puedo dirigir mis esfuerzos hacia afuera en lugar de aislarme ni obsesionarme con mis necesidades. El amor verdadero siempre libera.

Si no hay amor verdadero, la relación se convierte en campo de batalla porque cada uno lucha por su valor personal. El otro es una amenaza. Las diferencias se agrandan. El amor da clima confianza para tratar diferencias viendo lo bueno del otro.

12. Ama lo que no merece amor

¿Es posible amar a alguien que se odia?
Los procesos destructivos siguen este patrón de acontecimientos: reproches, acusaciones, heridas, ira, odio.
Soluciones: tratar diferencias sin condenarse ni cortar la unión entre ambos, hacer sugerencias constructivas sin ser demandantes, mediante peticiones! y hablar idioma principal del otro. Así desaparece la ira.

Desafío de amor: amar al enemigo como dice San Lucas. Qué mérito si sólo amamos al que nos ama.
Cuando nuestro tanque emocional está vacío experimentamos vacío y dolor.
Si la relación está muy rota preguntarme a mí mismo cómo me gustaría verme con ella. Y ver si es lo que ella quiere de mí.
El amor es nuestra necesidad emocional principal y cuando se satisface tenemos respuesta positiva hacia quien lo hace posible. Jesús: dad y se os dará.
Gary Chapman utiliza palabras de Jesús para confirmar sus teorías y terapias de pareja.

Terapia, experimento de Ann y Glenn: Ann quiere rehacer la relación y dice a su esposo: «quiero ser un mejor esposa» porque nuestra relación hace aguas. Lo que responda el otro, tomarlo como guía de conducta. Le hace saber a su marido que algo va a cambiar. Entonces por un mes enfocarnos hacia el lenguaje de su marido (Glenn quiere toques y sexo) Aceptar sugerencias de él y dejar de quejarme.
En general, ellas necesitan sentirse amadas antes del sexo porque si no se sienten utilizadas. Ellos sexo.

Duda ¿no es hipocresía fingir sexo si lo odio aunque sea para reconducir la relación?
Respuesta: distinguir amor como sentimiento y amor como una acción. Expresar un acto de amor para beneficio de una persona es sencillamente una decisión! Fruto de un compromiso. Podemos hacer actos de amor durante un mes, sacrificios, para agradecer a otros. Lo dice Cristo.

Después para ver si funciona, pedir a cambio una petición específica. Crear lista de quejas sobre él y pedirle que, a cambio del sexo, él vaya haciendo pequeñas cosas concretas por nosotros, así vemos si responde. Glenn no tomó en serio el primer mes pero luego sí.

13. Los niños y los lenguajes de amor

Cuando niño crece ¿por qué nuestras palabras de afirmación les suenan a ellos como acusación? No basta con comprar juguetes, hay que dedicar tiempo al adolescente porque quizás la calidad sea su lenguaje de amor. Entrar en su mundo, abajarse al adolescente. Si le gusta baloncesto, jugar con él. Averiguarlo según necesite un lenguaje u otro.

  • Si necesita palabras de afirmación como lenguaje de amor: no reprochar sus fallos si no valorar lo que hace bien porque será sensible a las palabras.
  • Si su lenguaje es dar o recibir regalos: darle regalos y si los agradece y toma en serio es su lenguaje.
  • Si actos servicio: observar qué servicios hace el niño y apoyarlos.
  • Si toque físico: abrazar al adolescente.

Observar cómo actúan con otros y hacer lo mismo para llenar su tanque vacío.

14. Un comentario personal

El amor crea ambiente productivo para resolver problemas y diferencias ente ambos.

  • Una personalidad
  • Una historia personal
  • Mochila emocional
  • Expectativas
  • Métodos de enfrentar las cosas
  • Opiniones de lo que importa en la vida

No necesitamos estar de acuerdo con todo pero sí en la manera de manejar las diferencias.

  • Con tanques vacíos se propicia la separación.
  • Si tanque lleno, se crea ambiente de amistad, entendimiento que arregla problemas.

Como colofón al artículo una cita que resume la idea principal de este libro: la fe en Cristo ayuda a amar aún cuando el amor no sea retribuido. El genial Romano Guardini lo explica en su libro El Señor de esta manera:

La verdadera justicia de sentimientos sólo es posible cuando está dominada por una actitud que ya no tiende a justificarse por la reciprocidad, sino por la libre fuerza creativa del corazón, que despierta el verdadero amor, que ya no depende de la actitud del otro, es libre para la realización de su esencia. Está más allá de las tensiones de la justicia. Puede erradicar y superar el odio y practicar la auténtica justicia del corazón. El verdadero amor enseña a entender quién es el otro en lo más íntimo de su persona, en qué consiste su injusticia, hasta qué punto quizá no sea injusticia, en su sentido más profundo, sino herencia, fatalidad, miseria humana.

Romano Guardini – El Señor, págs. 119-120

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.